La receta de la auténtica feijoada

Probablemente, tu amigo o amiga de Brasil, te habrá hablado más de una vez de su querida feijoada. Y si no te ha invitado a comerla, ya estás insistiendo para que lo haga, por que te encantará.

De dónde viene la feijoada y a dónde va…

Frijoles, el ingrediente principal de la feijoada

A pesar de ser un plato arraigado a la tradición brasileña, también podemos encontrarlo en Portugal, Mozambique y Angola.

De hecho, se dice que es un plato originario de Portugal, que después se popularizó en Brasil hasta el punto de ser considerado el plato nacional de la gastronomía brasileña.

Hay una leyenda sobre su origen, que explica que es el plato nacido de los restos de cerdo que los dueños de las plantaciones, minas de oro y molinos de azúcar daban a los esclavos después de la matanza. Sin embargo, es una leyenda que no se sostiene, porque incluso en las mejores casas, hay pruebas de que se consumía ya en el Siglo XIX.

Además, si damos un paseo por las gastronomías del mundo, observaremos que más de un territorio tiene su propia versión de la feijoada: el cassoulet francés, el pote asturiano, el cocido madrileño…

Más allá del origen de la feijoada

Al ser un plato muy tradicional, cada familia tiene su versión y hace su propia receta, pero a continuación te daremos la nuestra, que hemos intentado que se ajuste al máximo a las recetas caseras para que te sientas como en casa de un auténtico brasileño.

De todas las recetas de feijoada, hay unos ingredientes comunes que no pueden faltar: frijoles (negros en Brasil y blancos o rojos en Portugal), carne de cerdo y arroz y naranja como acompañantes. Aunque en Brasil suele comerse los miércoles y los sábados, nosotros te animamos a prepararla el día que quieras con esta receta:

INGREDIENTES (para 4 personas)

  • 400g frijoles
  • 100g tocineta
  • 100g chorizo criollo
  • 100g lomo de cerdo
  • 125g costilla de cerdo
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento rojo
  • 2 tomates
  • 2 hojas de laurel
  • Sal y pimienta al gusto

ELABORACIÓN:

  • Para empezar, poner en remojo los frijoles durante 12h o la noche anterior.
  • En una sartén con un chorro de aceite, sellar las carnes: primero la costilla -previamente deshuesada, cosa que se puede pedir a la carnicería de confianza-, el lomo de cerdo a dados y el chorizo criollo. Cortar la costilla, la tocineta y el chorizo al gusto y reservar.
  • Hacer un sofrito con el ajo, la cebolla y los pimientos y cuando esté dorado, añadir el tomate a dados. Cocinar 15′ y reservar.
  • Escurrir los frijoles, lavarlos con agua fría, agregarlos en una cacerola y cubrirlos con agua abundante. Llevar a ebullición y dejar a fuego suave 20′, retirando las impurezas con una espumadera.
  • Incorporar las carnes con el laurel, salpimentar y cocinar 30′ más a fuego suave
  • Añadir el sofrito y cocinar otros 40′ más, hasta que los frijoles estén tiernos (si quieres que el caldo quede más espeso, tritura una parte de los frijoles y mézclalos con el caldo). 
  • Servir la feijoada acompañada de arroz hervido y naranja, ¡a comer!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin