3 formas de hacer hummus en casa

Si piensas en la gastronomía de Medio Oriente, puede que te vengan a la cabeza platos como el tabouleh, el falafel o el shawarma. Pero si hay uno que no puede faltar en el imaginario de todos, este es sin duda el hummus.

Se trata de una de las recetas más conocidas de la gastronomía del Mediterráneo Oriental y es quizás la crema vegetal untable más reproducida alrededor del mundo. Y es que más allá de ser una opción muy nutritiva y fácil de preparar, sirve tanto para picotear, como para acompañar un plato principal o incluso para usarlo como untable en un bocadillo para desayunar.

¿QUÉ ES EL HUMMUS?

El hummus tradicional es un puré de garbanzos cuyos ingredientes principales son el tahini, el zumo de limón y el comino. A partir de aquí, cada uno lo puede adaptar a su paladar y hacer su variante con lo que dispone en casa.

Se trata de una receta fácil, ligera y nutritiva, perfecta para incorporar en dietas veganas, dado que los garbanzos son una fuente de calidad de proteína vegetal. Además, gusta a adultos y niños, por lo que será tu mejor aliada si quieres triunfar con esta legumbre.

LA RECETA TRADICIONAL

La primera de las versiones que te daremos, no es otra que la tradicional. Así es, originaria de Antiguo Egipto, la receta tradicional es la más sencilla de todas y no te llevará más de 10 minutos de preparar.

Hummus de garbanzos

INGREDIENTES

  • 400g garbanzos cocidos
  • 70ml AOVE
  • 50ml agua
  • 2cs tahini
  • 1 diente de ajo
  • Zumo de ½ limón
  • 1cc comino en polvo
  • 1cc sal
  • Pimentón, AOVE, perejil y sésamo al gusto

ELABORACIÓN

  • En una batidora o vaso de túrmix, añadir los garbanzos, el AOVE, el agua, el tahini, el ajo pelado, el zumo del limón, el comino y la sal.
  • Triturar hasta obtener una textura cremosa.
  • Servir acompañado de pimentón, un chorro de AOVE, hojas de perejil y sésamo al gusto, ¡a comer!

OTRAS VERSIONES DEL HUMMUS

HUMMUS DE LENTEJAS

Al ser una receta que tiene como ingrediente principal los garbanzos, podrías sustituirlos por otra legumbre como son las lentejas si lo prefieres. De este modo, siguiendo la receta anterior pero cambiando los garbanzos o una parte de ellos por lentejas cocidas, tendrías un resultado totalmente distinto pero igual de rico.

HUMMUS DE REMOLACHA

Si en tu mesa no puede faltar el color, te proponemos otra versión del hummus que seguro que te encantará. Lleva un ingrediente que, además de aportar un sabor dulce muy característico, actúa como colorante natural de un color fucsia que atrapa: la remolacha. En este caso, recomendamos añadir a la receta tradicional 200g de remolacha cocida y hojas de hierbabuena, que le irán de maravilla a esta crema libanesa.

Hummus de remolacha

HUMMUS DE CALABAZA ASADA

Ya que hemos introducido un vegetal en la versión anterior, ¿por qué no introducir un vegetal muy usado en las cocinas de Medio Oriente, como es la calabaza?

En realidad, la calabaza suele acompañar a los garbanzos en muchos guisos tradicionales de la gastronomía árabe. El dulzor de la calabaza resulta muy interesante para combinarla con sabores ahumados como el tahini y, al igual que la remolacha, también le aportará a nuestra crema un color muy especial que llamará la atención de todos los comensales.

Sin embargo, en este caso recomendamos asarla en vez de hervirla. Y siempre que se pueda, en el horno hasta que quede bien dorada, eso le aportará un sabor extra que agradecerás. En este caso, te recomendamos añadir 400g de calabaza a la receta tradicional, porque no es tan potente como la remolacha y para lograr un equilibrio de sabor, necesitarás más o menos la misma cantidad de legumbres que de calabaza.

Ahora que ya eres todo un experto en el hummus, sólo te toca ponerte manos a la obra y crear tu propia versión, ¡a comer!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin