Picanha: patatas hasselback pimientos confitados

La picanha es una pieza de carne muy popular en la cocina brasileña, y no puede faltar en las clásicas parrilladas argentinas y uruguayas.

Esta carne, extraída de la parte superior de la cadera del vacuno, está conquistando el mercado español debido a su increíble sabor. Se trata de una de las carnes más tiernas y jugosas del mercado, y cada vez son más los restaurantes que la incluyen en su carta.

Por eso, hoy os vamos a dejar esta deliciosa receta: Picanha asada con patatas hasselback y pimientos confitados. ¡Está para chuparse los dedos!

Las patatas hasselback son el acompañamiento perfecto para un plato de carne, y es que su forma en cortes permite que los sabores penetren mejor en ella. Esta receta tradicional de Suecia fue creada en el año 1953 por un cocinero del restaurante Hasselbacken (de ahí su nombre). Tienen una apariencia espectacular y un sabor muy rico, un plato con el que seguro sorprenderás a los tuyos.

INGREDIENTES:

1 kg de picanha de ternera

2 pimientos rojos

1 cebolla morada


Patatas hasselback:


Un par de patatas medianas

Un par de dientes de ajo medianos

6 nueces de mantequilla

Media cucharadita de orégano seco

Sal y pimienta negra al gusto

Preparamos las patatas hasselback:


Lavamos las patatas en profundidad para eliminar impurezas. Las cortamos en forma de láminas (sin llegar a partirlas del todo). Ponemos los dientes de ajo cortados en láminas sobre las patatas. Colocamos en una bandeja y salpimentamos al gusto. Añadimos la mantequilla encima de cada patata. Cubrimos y metemos al horno durante 40 minutos.


Pimientos confitados:

Cortamos los pimientos rojos en trocitos, los asamos al fuego, y luego los confitamos en la sartén con aceite y especias a fuego lento.

Hacemos picanha a la brasa, y salpimentamos. La acompañamos con las patatas y los pimientos. ¡A disfrutar!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin